fbpx
22
Nov

Perú apunta a liderar mercado de colorantes naturales del mundo

Las salchichas, carnes, quesos, gelatinas y hasta bebidas que usted consume contienen, muchas veces, colorantes que buscan mejorar el atractivo visual del producto. Aunque lo usual es encontrar que los tintes, utilizados para este fin, sean de origen sintético, cada vez son más las empresas en el mundo que deciden usar colorantes de origen natural.

“En el Perú se producen varios tipos de estos colorantesnaturales”, explica Elmer Lava, coordinador del departamento de manufacturas diversas de Promperú. “Producimos el 95% del carmín de cochinilla [en el mundo] por ejemplo”, añade.

Pero no es lo único. Al carmín de cochinilla le siguen, al menos, cuatro colorantes naturales más en la carrera por posicionarse en la industria alimentaria del planeta. De lograrse esto, el Perúpodría convertirse en el principal proveedor de colorantes naturales en el mundo, en un mercado que mueve, aproximadamente, US$2.900 millones anuales.  Aun cuando el panorama se muestra prometedor, su éxito en el exterior dependerá de una serie de factores.

PRECIOS INESTABLES

La alta concentración de ácido carmínico en la cochinilla le ha permitido al Perú tener un sitial privilegiado en el extranjero. Prueba de ello es el crecimiento, en los últimos tres años, de las exportaciones de este colorante, que sumaron en el 2015 un total de US$76,7 millones. No obstante, el problema con el carmín es la inestabilidad en sus precios que podría espantar a algunos sectores industriales interesados .

“Antes el carmín se usaba en el sector cosmético, pero esto cambió luego de una gran subida de precios en 1985. De US$20 el kilo subió a US$130, lo que alejó a los empresarios de este sector”, explica Daniel Nakamura, presidente del Comité de Extractos y Colorantes Naturales de ÁDEX.

Por otro lado, para Carlos Sarmiento, gerente general de Pronex, empresa exportadora de carmín de cochinilla, el problema tiene que ver con la poca estabilidad en el cultivo de los  tunales, hábitat de la cochinilla.

“Durante el 2013 y 2014 muchos agricultores prefirieron cultivar quinua. Ahora que los precios han subido para la cochinilla quieren volver a cultivarla, pero eso demora”, sostiene el ejecutivo.

La solución para ÁDEX pasa por diversificar los usos de la producción de la tuna con el objetivo de volverlo un cultivo de presencia constante. Para ello, es necesario lograr mejoras en la fruta para hacerla más atractiva para el mercado  extranjero. El objetivo para ÁDEX es que, una vez estabilizados estos cultivos, y con ello los precios de la cochinilla, el ingreso a otros sectores como el cosmético sea más fácil.

Evolución de los volúmenes y los precios de los colorantes exportados por el Perú. (Fuente: ÁDEX)

MEJORA DE LA CALIDAD

Aunque la cochinilla peruana goza de una calidad que la ha hecho casi única en el mercado internacional, no ocurre lo mismo con otros colorantes como el achiote y sus derivados. ¿La razón? La concentración que le confiere la tonalidad naranja no es tan consistente como la del achiote de otros países.

“Mientras que la semilla de nuestro achiote tiene una concentración de bixina del 3%, la de la semilla brasileña cuenta con una de 6%, lo que hace que sea más demandada”, refiere Daniel Nakamura.

Para superar este problema, los exportadores de colorantesnaturales agrupados en ÁDEX vienen desarrollando un convenio con el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) para obtener financiamiento y mejorar la semilla de achiote.

“En un primer momento se pensó en importar la semilla, pero el trámite era por demás complicado. El objetivo ahora es enviar a nuestros técnicos para que hagan una pasantía en el Embrapa (instituto similar al INIA). Con este conocimiento, el siguiente paso es el mejoramiento genético de la semilla que implicaría una inversión de US$3 millones”, explica Nakamura.

Por su parte, la empresa Imbarex planea la siembra de semillas traídas no solo de Brasil sino del África, con el fin de mejorar la calidad. En ese sentido, ya han sembrado, según detalla Bartolomé de las Casas, gerente general de la empresa, nuevos campos de bixina de la más alta calidad. “Esto nos permitirá ser más competitivos”, anota.

Pero, la baja calidad del achiote peruano también supone otros problemas, porque lo que se paga por kilo es la mitad de lo que podría pagarse tomando como referencia otros precios en el mercado internacional. Una realidad que desmotiva a los agricultores, quienes optan por otros cultivos más rentables como el café.

A pesar de estas dificultades, Perú es el tercer proveedor de achiote en el mundo, luego de Brasil y África vista como un bloque. Pero mientras Brasil destina gran parte de su producción a su mercado interno, en África la siembra se realiza en épocas del año en las que en el Perú no se cultiva.

“Si logramos mejorar la calidad de la semilla, las exportaciones de achiote se duplicarían fácilmente y dejaríamos atrás a nuestros principales competidores en África como Costa de Marfil y Kenia”, apunta Sarmiento.

Actualmente, el achiote es utilizado para teñir alimentos como los quesos, margarinas y mantequillas. De todos los colorantes, la mayoría de empresarios peruanos apuesta a que este será el de mayor crecimiento en los próximos años.

PROTOCOLOS

Otro factor a tener en cuenta es la necesidad de establecer protocolos alimentarios para aquellos insumos que pugnan por hacerse de un espacio en el mercado internacional, como es el caso del huito, fruta de la selva peruana que espera ser incluida en el código alimentario internacional este año, lo que permitiría su uso como aditivo alimenticio.

Para ello, desde el 2011 la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) viene elaborando un estudio científico que demuestre su inocuidad. Según ha afirmado la directora de esta entidad, Mónica Saavedra, el ingreso de esta fruta al código alimentario podría darse en este año.

Previendo estas condiciones, ya son varias las empresas que vienen desarrollando estudios para la exportación del huito como colorante natural azul.

Desde la óptica de Bartolomé de las Casas de Imbarex, este tinte puede ser utilizado en bebidas deportivas, un sector en crecimiento a nivel mundial que se circunscribe a la ola saludable. Pero para Carlos Sarmiento de Pronex, lograr el posicionamiento del huito no será fácil, porque tienen a la spirulina, un extracto de alga, como su más fuerte competidor.

MAYOR PROMOCIÓN

Para posicionar a estos productos, el año pasado Promperú lanzó un video publicitando las bondades de los colorantes naturales. Según el organismo estatal fue en clara respuesta a otro video de la empresa israelí LycoRed, productora de colorantes hechos del  tomate, que desprestigiaba el origen del carmín de cochinilla.

“El video fue realizado de manera conjunta con ÁDEX y busca informar a las empresas y consumidores sobre el origen de los colorantes naturales, los cuales siguen todos los procesos que garantizan la salubridad del producto”, explica Elmer Lava, funcionario de Prom-Perú, quien adelanta que la pieza audiovisual será proyectada también en una serie de ferias que se tienen previstas para este año.

Sin duda, la tendencia hacia el consumo de productos naturales está en crecimiento a nivel mundial. Ya el año pasado la gigante Kraft anunció que dejaría de usar colorantes sintéticos para comenzar a usar la bixina  en sus quesos. Otras empresas que han seguido este camino son  la danesa Hansen y la europea Dannon. El futuro se vislumbra prometedor para este negocio.

Fuente: El Comercio

Leave a comment